Transformación Digital

[6] Transformación Digital: Entender, escuchar y actuar.

La Transformación digital nos ha llevado a vivir un momento privilegiado, único. Un momento en el que el riesgo de no hacer algo es tan elevado como la oportunidad de hacerlo. Un momento marcado por la disrupción tecnológica.

Una disrupción que está partiendo el mundo en dos. 

Un mundo Nuevo

Por un lado nos encontramos con un mundo nuevo que avanza vertiginosamente hacia la digitalización total, transformando de forma imparable todo lo que nos rodea. Con un nuevo contexto social, tecnológico y empresarial; donde el cambio continuo es la única constante. Un mundo lleno de oportunidades para formarse, diferenciarse y alcanzar cotas inimaginables hace años. Un mundo donde las estructuras jerárquicas desaparecen y en el que adquiere más sentido que nunca aquello de: 

“no te pagan por lo que te esfuerzas, te pagan por lo que eres capaz de conseguir”. 

Javier Rodríguez

Un mundo nuevo que llevamos años diciendo que va a llegar y, sin embargo, lleva ya tiempo con nosotros. A este nuevo mundo, lo podríamos llamar el mundo de las oportunidades, el mundo de los que quieren ser protagonistas de su éxito. 

Un Mundo viejo

Por otro lado tenemos el mundo de los que intentan sobrevivir a estos cambios que estamos experimentando, o lo que es más lamentable, se ven forzados a resistir las consecuencias de este impacto digital. Empresas y profesionales; personas,  que no quieren o saben ver que nuestro entorno se está transformando. Se rebelan ante la nueva realidad que ha sido el resultado de la digitalización de nuestras vidas que es, entre otras, cosas la globalización real del mercado, con las consecuencias que todos hemos visto en sectores como el del transporte, comercio, comunicación, etc.

¿Qué es lo que se ha denominado el entorno VUCA?

A finales de los 90, los escuadrones del ejercito americano acuñaron el término VUCA  para identificar los entornos en los que la formación para la que durante años habían sido instruido, no les había capacitado. Una situación imprevisible en la que es necesaria una capacidad de respuesta inmediata.

Con el paso de los años y ante la disrupción tecnológica que está suponiendo la transformación digital de nuestra sociedad, rápidamente se ha difundido este término para identificar el entorno en el que actualmente se encuentran las empresas: un entorno VUCA. Que ante la situación de crísis continua en la que nos vemos sumergidos, podríamos decir que nos encontramos en un entorno VUCA al cuadrado.

Las empresas en el entorno VUCA:

Analicemos cada sigla para comprender porqué la transformación digital es un entorno VUCA para las empresas:

V de Volatilidad: Nos encontramos en una situación en la que el entorno ofrece situaciones, herramientas y canales de una elevada volatilidad. Lo que hoy funciona, mañana puede desaparecer; o bien aparecer una herramienta o canal que ofrece mayores prestaciones convirtiéndose en un factor diferencial que puede suponer el crecimiento o la desaparición de una empresa.

La U, hace referencia Incertidumbre pronunciado en inglés: Cuando no es posible planificar el futuro a medio/largo plazo, se generan situaciones de incertidumbre que nos impide caminar sobre terreno sólido.

La C hace referencia a la Complejidad: La volatilidad del entorno y la incertidumbre, convierten la toma de decisiones y las acciones a llevar a cabo en una tarea ardua y complicada.

Y la A, se refiere a la Ambigüedad: Un entorno poco definido, inexplorado, en el que sólo la capacidad de previsión y aprendizaje continuo puede marcar la pauta positiva o negativa.

¿Cómo afrontar un entorno VUCA?

Con liderazgo real. Tomando decisiones. Pero sobre todo, contando con un plan.

Hablemos, de transformación Digital: ¿Qué es la transformación Digital?

La transformación digital es un proceso de gestión que da rumbo a la estrategia, la cultura, procedimientos y capacidad de una organización para canalizar la disrupción digital.

En un entorno tan volátil, complejo, ambiguo y de incertidumbre es complicado identificar patrones que puedan ser aplicados a cada caso concreto. La transformación digital lo está cambiano todo, T-O-D-O, y en cada ámbito, está provocando una revolución en forma de transformación de modelos, procesos, cultura y la más importante: personas.

El concepto de esta temática es simple. Sin embargo, es muy fácil perderse en terminologías, opiniones interesadas e interpretaciones de todo tipo.

No entender la transformación digital y sus consecuencias está suponiendo un problema de mayor o menor gravedad según el caso. Entenderlo, allana el camino, aunque las piedras están garantizadas.

Las personas que entienden este contexto de transformación, como profesionales y empresas, muchas veces se sienten realmente frustradas por la incomprensión que encuentran en las personas del viejo mundo. Estas, ante la oportunidad de tomar decisiones que pueden suponer liderar un sector, prefieren optar por patrones marcados por el mundo en el que se sienten cómodos… sin saber que sus decisiones funcionan únicamente en un entorno que tiene los días contados.

Frase: Peter Drucker

Esta situación en la que la comodidad del conformismo y el miedo al cambio nos ubica, también tiene un nombre:

El síndrome de la rana hervida

El sindrome de la rana hervida nos muestra (de una forma un tanto cruel) como el equivocado hábito de conformismo y miedo al cambio puede acabar con nuestra existencia. Se define de la siguiente manera:

“Si introduces una rana en una olla con agua y aumentas la temperatura cada minuto 0,02 grados; la rana se queda disfrutando de la confortabilidad del calor del agua. Y cuando la amenaza se hace real, ya es demasiado tarde  no tiene capacidad de reacción y muere. Sin embargo, si la rana entra en el agua hirviendo, directamente reacciona y sobrevive.”

Transformación Digital
El síndrome de la rana hervida

El miedo y la comodidad es el agua que nos va hirviendo por dentro.

Para llevar a cabo un proceso de transformación digital, es necesario entender el nuevo contexto que nos rodea, escuchar lo que el nuevo cliente o usuario de nuestro producto o servicio nos reclama y actuar en consecuencia.

Entender la transformación digital

Dicen que “todo está en los libros” y estamos de acuerdo. Pero hay una pregunta para la que tenemos que tener clara una respuesta: ¿Cómo narices hemos llegado hasta aquí? Para ello debemos entender lo que está pasando.

A veces para entender algo, lo mejor no es encontrar la respuesta adecuada. En el nuevo mundo donde vivimos hoy, la evolución viene marcada por identificar las preguntas correctas:

¿Por qué el mayor medio de comunicación del mundo hoy en día no crea contenidos?

¿Por qué la moneda más valiosa, no existe físicamente?

¿Por qué la mayor empresa hotelera del mundo no tiene hoteles?

¿Por qué la mayor tienda del mundo no tiene sede física?

La respuesta a todas estas preguntas se responden con una única palabra que seguramente ya has identificado: digitalización.

Si además de hacernos las preguntas adecuadas, observamos las predicciones que expertos en digitalización comparten a través de diversas publicaciones, observamos datos realmente increíbles:

  • El 50% de las profesiones actuales desaparecerán en los próximos 30 años por diferentes motivos, principalmente la popularización de la robótica.
  • En 2017 existían 5.600 millones de máquinas conectadas a Internet. En 2021 ya eran más de 75.000 millones.

¿Cuál es la respuesta para comprender todo esto?

La aceleración tecnológica y la transformación digital

La respuesta la encontramos en lo que algunos llaman…. La aceleración tecnológica. O dicho de otra manera, el crecimiento exponencial de la tecnología. 

Representación del crecimiento exponencial de la tecnología (de Javier Martín Angulo)

Para encontrar la respuesta a los continuos avances tecnológicos que estamos experimentando y la aceleración que la digitalización ha mostrado en los últimos años, es necesario recordar cómo es un proceso de innovación tecnológica el cuál podemos contemplar en 4 fases.

Podríamos decir que todo proyecto de innovación tecnológica (producto o servicio)  comienza con una idea. Esa idea (proyecto) para ser llevada a cabo requiere una ejecución técnica (desarrollo). Cuando dicho proyecto se encuentra en la fase PMV (Producto Mínimo Viable) se pone a disposición de los usuarios para depurar su funcionamiento (fase de testing). Una vez que los usuarios adquieren el hábito de uso y se generaliza su adopción, el proyecto se puede monetizar.

El entorno de disrupción tecnológica tiene su explicación en el crecimiento exponencial de la tecnología. Pongamos un ejemplo:

  • Año de invención de la máquina de vapor: 1712 
  • Año de lanzamiento de la primera locomotora de vapor: 1804

¿Qué sucede hora?

  • Internet llega a la mayoría de hogares a través del ordenador personal: finales de los 90.
  • Internet va con nosotros en el móvil (lanzamiento de iphone): año 2007

Menos de 10 años.

Velocidad y competitividad, claves de la transformación digital

Las consecuencias del crecimiento exponencial de la tecnología y su aceleración, genera un entorno en el que la percepción real de la velocidad con la que tenemos que adaptarnos a la aparición de nueva tecnología es muy difícil de asimilar. No hemos terminado de adaptarnos a un nuevo sistema, cuando en un espacio muy corto de tiempo ya aparece otro. ¿Cómo nos adaptamos a un entorno tan cambiante?

Si a esta situación le unimos la globalización real que Internet ha supuesto; nos encontramos con situaciones en las que aquellos que pensábamos eran nuestros competidores, ya no se encuentran en nuestra localidad o región. Pueden encontrarse en cualquier parte del mundo. Es decir, el nivel de exposición es más elevado.  Si no actuamos, la temperatura del agua sigue subiendo ¿te acuerdas de la rana?

“Valor es lo que se necesita para levantarse y hablar; pero también es lo que se requiere para sentarse y escuchar.”

Winston Churchill


Después de entender el nuevo entorno digital en el que nos encontramos, es momento de escuchar y analizar si nuestra propuesta de valor, nuestro modelo, nuestro sector y la forma en la que estamos planteando nuestra actividad, es viable en dicho entorno y el nuevo cliente querrá consumirlo o disfrutarlo.

Es evidente que el recorrido que realiza un cliente antes de realizar la compra ha cambiado radicalmente de la mano de la digitalización que estamos experimentando, y lo va a seguir haciendo. 

Grandes profesionales especializados en la conducta humana nos transmiten que “nuestra vida nos habla”. Si analizamos con detalle todo lo que nos sucede en el día a día – tanto a nivel personal, profesional o empresarial – observaremos que podemos tener un diálogo interior que nos dice: “debes cambiar esto”, “haz esto”, “esta situación te está perjudicando”. Ciertamente, nuestra vida nos habla… pero ¿la escuchamos?

Kodak, Blockbuster, General Motors entre otras gigantes compañías se vieron abocadas a la desaparación por no reaccionar a tiempo. Por no entender el nuevo contexto del mercado y no escuchar las necesidades de su nuevo cliente.

Queda claro que tanto a profesionales, como empresas no nos queda otra que poner a nuestro cliente/usuario/consumidor en el centro de nuestra estrategia.

El cliente digital

Comprender que nuestro cliente, hoy en día es digital, supone un esfuerzo importante para muchos profesionales y empresas que participan en nuestro día a día. Entender el nuevo entorno y escuchar al usuario es una clave fundamental para el éxito.

Si aceptamos  que nuestro cliente, hoy día es digital. La consecuencia coherente es que un cliente digital, requiere servicios y productos de un modelo de negocio digital. Y este modelo, sólo lo podrá ofrecer con garantías una empresa digital.

Pero ¿Cómo es el cliente digital? vamos a conocerlo:

Según PricewaterhouseCoopers  en su informe “Clientes@2033” desprende que la innovación y la tecnología van a marcar la sociedad en las próximas décadas.

  • Cambios sociodemográficos: autonomía, innovación, longevidad, urbanidad o sostenibilidad.
  • Tendencias globales: empoderamiento individual, movilidad, inmediatez, personalización, transparencia, automatización, colaboración, interacción a distancia o conocimiento de lo remoto.
  • Tecnologías emergentes: sensores, weareables, big data, cloud, robotica, impresión 3d, realidad aumentada, etc.
  • Rasgos cognitivos: Inteligencia colectiva, comportamiento multitarea, atención focalizada en la imagen.

El comportamiento del nuevo cliente digital está cambiando a gran velocidad. Tiene nuevos hábitos. Nos estamos conviertiendo y comportando de forma diferente porque Internet es información, y la información es poder. 

Actuar

Si entendemos el entorno y hemos desarrollado la capacidad de escuchar las nuevas necesidades de nuestro cliente, podremos diseñar un plan de acción que nos permita conectar adecuadamente con nuestros públicos. En ese plan, ten en cuenta estos consejos que comparto contigo y con los que termino el capítulo de hoy:

  1. Personas
    La transformación digital no se genera a través de la tecnología, se hace desde las personas que integran la organización.
  1. Liderazgo

El entorno requiere la visión y el ejemplo de los líderes de cada área, empezando por el director general.

  1. Dirigir con el ejemplo.

Predica con el ejemplo para no predicar en el desierto.

  1. Actitud

No castigues el fracaso

  1. Fomenta una cultura de cambio e innovación.

Entrénate para sentirte cómodo en la incomodidad que provoca el cambio. No caigas en la trampa de la mediocridad. No te acomodes.

  1. Transforma la experiencia del cliente.

Convierte el consumo de tu producto o servicio en una experiencia.

  1. Replantéate tu modelo
    Ten una visión amplia e integradora.

Bibliografía recomendada sobre Tranformación Digital

Conferencia sobre transformación digital

Conferencia «Lidera y transforma» de Javier Rodríguez

Webinar sobre Transformación digital:

Informe del cliente en 2033:

Estudio cliente 2033

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.